»En nuestro despacho los abogados y los agentes de patentes trabajan codo con codo desde hace más de 40 años. Con el tiempo han llegado a apreciarse.

Nuestra trayectoria, plagada de éxitos, demuestra que ambas perspectivas armonizan a la perfección. Sabemos que la unión hace la fuerza y por ello siempre estudiamos tanto los argumentos técnicos como los jurídicos. El pilar de nuestra colaboración es la confianza mutua, lo que se traduce en una forma de trabajo eficiente y ágil, que redunda en el beneficio de nuestros clientes.

Para entenderlo, imagínese lo que ocurriría si dos bufetes llevaran el mismo caso: de una parte, los agentes de patentes y de la otra, los abogados. Cada grupo con su propia forma de trabajar y pugnando por ostentar el liderazgo: ante los otros y frente al cliente.

Nosotros, sin embargo, trabajamos conjuntamente, nos entendemos a la perfección y formamos un equipo muy compenetrado. Nuestra meta consiste en alcanzar siempre el resultado óptimo, independientemente de qué disciplina haya desempeñado el papel decisivo en cada asunto.«

Prof. Dr. Tilman Müller-Stoy